La mujer escribe y eso es lo que importa










29 de marzo de 2017

Montserrat Martínez Cobo, 2 poemas 2



Fotografía de Lauren Withrow




CONTENCIÓN

Te ves sentada en un banco
de peces.
Sabes que eres tú por la forma
de acuclillar los pies,
esa manera de poner la boca
dentro del agua.

Nacer a veces,
o nacer y no estar ahí, aquí,
curva y también paisaje al raso.

La torsión de una recta
y enseguida
el fondo se convierte en dúctil.

La arena adaptable a los cuerpos,
el alga dolorosa,
marino el vientre.

Soy y si estoy desnuda
reclamo para mí
la llamada del bosque
y el asombro frente al espejo.

Soy una grieta habitada por lobos:
contengo en mí
la lluvia.



Fotografía de Lauren Withrow



MÁS HONDO Y MÁS OCASO
                                          
Más hondo y más ocaso                                          
más miro y el agua                                         
como una gran roca                                         
se expande en su trayecto.                                         
                                          
Diré lluvia                                         
de aquellas nubes                                          
de aquellas ropas vacías                                          
de aquel eclipse                                         
                                          
diré sin cuerpo                                          
con las cicatrices                                          
en la boca                                                         
                           
a punto de quedarse                                         
su voz de mármol                                          
en el ojo del aliento.     





Montserrat Martínez Cobo 

(Torrelavega, Cantabria, España)
para leer más en: LA FICCIÓN DEL OLVIDO
su BLOG

28 de marzo de 2017

Luisa Futoransky, Mester de hechicería


Juramento, © Rubenimichi



MESTER DE HECHICERÍA 

A María del Carmen Suárez

Hay que comer un corazón de tigre joven 
para tener afiladas las zarpas; 
hay que llegar al centro de la estepa 
y cortarle la lengua a un lobo hambriento 
para poder hablar con la luna; 
hay que peregrinar con los tarahumaras 
para ser rico en silencio; 
hay que sufrir el celo de todos los animales 
para conocer los ritos del amor. 

Recién entonces, mujer, 
ve al encuentro de tu hombre 
y camina a su lado por las estaciones; 
no vuelvas la cabeza para llamar a tu inocencia 
porque con ella alguien prepara 
un nuevo sortilegio. 


TRABALHO DE FEITIÇARIA

A María del Carmen Suárez

É preciso comer um coração de tigre jovem
para ter afiadas as garras;
é preciso chegar ao centro da estepe
e cortar a língua de um lobo faminto
para poder falar com a lua;
é preciso peregrinar com os tarahumaras
para ser rico em silêncio;
é preciso sofrer o cio de todos os animais
para conhecer os ritos do amor.

Apenas então, mulher,
vai ao encontro de teu homem
e caminha a seu lado pelas estações;
não voltes a cabeça para chamar tua inocência
porque com ela alguém prepara
um novo sortilégio.

(Traducción al portugués de Ronald Polito



Luisa Futoransky 
(Buenos Aires, Argentina, 1939)
Reside en París, Francia
de Babel, BabelEdiciones La Loca Poesía, 
Bs. As., Argentina, 1968
para leer MÁS
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...